Psicoterapia

En función de una cuidada valoración inicial, la psicoterapia se diseña y adapta a las características propias de cada persona. El propósito es afrontar de manera efectiva el sufrimiento psicológico, el cual se presenta muchas veces en forma de estrés, ansiedad, depresión, fobia, falta de habilidades sociales, angustia vital, falta de motivación, dolor corporal sin causa orgánica… etc. Trabajamos siempre acorde a unos objetivos pactados con la persona al inicio del tratamiento, y a la evolución observada en el seguimiento del mismo.  

Psicoterapia adultos
Psicoterapia adolescentes
Terapia de pareja

Psicoterapia individual en adultos

La psicoterapia supone el encuentro con un psicólogo durante un tiempo determinado, con intervalos fijos y regulares. El propósito es ir afrontando el sufrimiento que nos ha traído a la consulta y que afecta a nuestra relación con los demás y con nosotros mismos. Que nos limita para poder vivir libre y plenamente, cohibiendo nuestras posibilidades.

En la psicoterapia individual, trabajamos siempre acorde a unos objetivos definidos con la persona desde el inicio, y vamos observando la evolución durante el tratamiento, hasta alcanzar los objetivos terapéuticos que nos hayamos propuesto.

Iniciar una terapia implica enfrentarse a las propias dificultades en lo que sentimos y en lo que hacemos. Implica comprometerse en un proceso de cambio enriquecedor, y no se trata de fórmulas mágicas ni milagros.

Se trata de ir paso a paso hacia una comprensión de nosotros mismos que nos permita crecer y ver aquello que no funciona en nuestra vida desde otra perspectiva. Esos problemas y dificultades que hasta el día de hoy no hemos sido capaces de solucionar por nosotros mismos por más vueltas que les hemos dado, pero que nos afectan en varias áreas de nuestra vida. Esta comprensión es un paso previo a poder tomar una decisión libre y efectiva sobre lo que nos pasa. O dicho de otro modo, un cambio a mejor.

Un objetivo básico de la psicoterapia es crear un espacio de confianza y respeto, donde el paciente debe percibir que el profesional pone a su disposición las herramientas necesarias- profesionales y personales- que faciliten este cambio positivo. Para ello planteamos un compromiso entre el psicólogo y el paciente que permita progresar en esa dirección.

Si te sientes identificado con algo de lo que aquí te contamos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin ningún compromiso.

¡Anímate a darte una oportunidad!

Cuando pensamos que podemos estar mejor pero no sabemos cómo, es momento de acudir a un psicólogo.

Pedir cita

Psicoterapia en adolescentes

La adolescencia es una época de cambios o mejor dicho de despedidas y, si todo va bien, de bienvenidas. Es una etapa en la que, dejamos atrás nuestra infancia y la imagen de nuestros padres como seres ideales y todopoderosos, y empiezan a interesarnos cosas del mundo externo al seno familiar. Es una etapa donde comenzamos a hacernos preguntas del tipo “¿Quién soy? ¿Qué soy?, a cuestionarnos nuestros gustos “¿Me gusta a mí o han dicho que me tiene que gustar?”, nuestros intereses… etc. Posiblemente comenzarán  relaciones con otros que también estarán en este tránsito; surge nuestro interés por las relaciones románticas y el sexo, lo que nos llevará a preocuparnos por nuestro aspecto y la imagen que proyectamos a los demás. Poco a poco nos enfrentamos al mundo sin el cobijo de nuestros padres. Buscaremos confirmar o desmentir lo aprendido en casa, contrastándolo con otras figuras de autoridad hasta poder definir nuestra propia identidad.

La adolescencia es la etapa donde se termina de construir la personalidad. Es precisamente en este periodo crítico donde más vulnerables somos a influencias sociales potencialmente negativas: drogas, adicciones a nuevas tecnologías, choque generacional, conflictos intrafamiliares…  

Uno de los problemas más comunes en los adolescentes es el fracaso escolar. Cuando un joven suspende, o tiene un mal comportamiento en clase, podemos pensar que algo en su vida está pasando, y esta es la única manera que tiene de manifestarlo y pedir ayuda. La escuela y la familia son los mejores lugares para detectarlo. Es importante acudir a un profesional una vez se detecta un problema. Para estos casos, la psicoterapia se ofrece como un espacio en el que afrontar, crecer y construir un futuro mejor.

La adolescencia es un periodo difícil y en constante evolución

CONTACTO

Terapia de pareja

En muchas ocasiones el paso del tiempo hace que las parejas se distancien y que la comunicación se deteriore. La terapia de pareja ayuda a detectar los mecanismos que pueden estar dificultando la relación y aislando a cada miembro.

Este enfoque plantea que las dificultades con las que se encuentra la pareja, a menudo, están causadas y mantenidas por la propia dinámica de la relación. Esta dinámica les ha movido a buscar unas soluciones que probablemente no estén dando resultados, o incluso contribuyan al problema.

La terapia de pareja ofrece un espacio para abordar estas dificultades desde el respeto y la igualdad, y permite enfocar las cosas desde una nueva perspectiva. Se garantizan espacios de expresión individual en los que se fomentará una comunicación eficaz y enriquecedora. Así mismo, la terapia supone un espacio seguro donde la pareja pueda decidir el rumbo de su relación y encontrar asesoramiento en sus decisiones.

Abordar estas dificultades desde el respeto y la igualdad,. 

CONTACTA CON NOSOTROS