Escuela de Padres

La familia es el primer agente socializador. Es el entorno en el que los hijos aprenden las primeras lecciones del mundo, de la realidad y de sí mismos. Sin embargo, las circunstancias personales, sociales e individuales, pueden dificultar esta tarea. Los conflictos generacionales son comunes y perfectamente naturales. El problema es cuando excede el desarrollo normal de los hijos, y se pueden empezar a dar problemas tales como absentismo escolar, discusiones y conflictos en casa, depresión, apatía, adicciones…

Éstas y otras cuestiones son abordadas y compartidas por diferentes padres y madres que han vivido situaciones similares, y entre todos encuentran una solución común. A veces al escuchar las circunstancias de otros nos vemos reflejados, y la posible solución que éstos encuentren, es aplicable a nuestra propia vida.

La Escuela de Padres es un espacio de encuentro y diálogo entre padres y madres de diferentes familias reunidas para compartir y aprender diferentes estrategias de afrontamiento, comunicación y escucha, destinadas a mejorar las relaciones entre los distintos miembros de la familia.

El hecho de que sea un espacio de encuentro hace que sea más enriquecedor para todos por el apoyo que supone el poder compartir experiencias, así como por la gratificación de poder contribuir con sugerencias a otros padres. Se fomenta la comunicación, se crean espacios de confianza y escucha donde todo el mundo tiene voz. Generándose así una red de apoyo y experiencias compartidas que descarga la tensión vivida en el seno familiar.

¿A quién va dirigido?

A padres y madres que deseen aprender nuevas estrategias para mejorar su relación entre ellos y con sus hijos, comprenderles y aprender a manejar situaciones complejas.

 Los grupos que se formen serán:

  • De 12 participantes como máximo
  • Siempre que sea posible es preferible, y mucho más favorable, que vengan ambos progenitores, por la responsabilidad que concierne a ambos y lo que pueden enriquecerse mutuamente, así como al resto del grupo.
  • Son bienvenidos cualquier tipo de familia.
  • Una hora y cuarto a la semana. Se exige puntualidad y compromiso de asistencia regular.

Espacio de encuentro y diálogo entre padres y madres de diferentes familias

CONTACTO